Integrantes de OV7 inauguran otra tienda de disfraces

Mariana Ochoa y Érika Zaba abrieron su local número 13 de "Disfraces Depeli", con todo para gozar del Halloween

Ciudad de México, México

Fuente: Notimex

Las cantantes Mariana Ochoa y Érika Zaba, integrantes del grupo OV7, inauguraron la tarde del miércoles su tienda número 13 de "Disfraces Depeli", en la que ofrecen al público todo lo necesario para gozar de un Halloween.

Máscaras, pupilentes, sangre artificial, colmillos, pelucas, maquillaje, trajes de vikingos, piratas, payasos, enfermeras, policías, para niños, adultos y hasta perros, son algunos ejemplos de los productos que están disponibles.

Zaba informó que todos los años ambas acuden a una convención internacional de disfraces para escoger cada uno de los artículos que ponen a la venta.

Explicó que las intérpretes se involucran en cada producto exhibido, indicó que ella en específico se encarga de todo lo que tiene que ver con la publicidad y los adornos de las tiendas que empezaron a abrir desde hace siete años.

"Estamos agradecidas con todas las personas que colaboran con nosotras, han sido esfuerzos muy grandes, 24 horas sin descanso que han rendido muchos frutos; el 13 es un número cabalístico, será un gran año", mencionó a los medios, la intérprete quien se disfrazó con un atuendo verde.

Por su parte, Ochoa confesó que este local, en la colonia Condesa, lo encontraron hace siete días, e hicieron un gran esfuerzo para que estuviera listo el miércoles.

"Somos la primera y única cadena de disfraces en México, siento el compromiso de seguir creciendo no sólo en la ciudad, todavía hay muchos lugares a los que no hemos llegado, pero lo tenemos contemplado", subrayó la también actriz.

"Está en un lugar estratégico de la Ciudad de México, tan polémico, pintoresco y bonito", agregó la cantante, y dijo que hay trajes que pueden ser sexies.

La protagonista de la telenovela "La hija del jardinero" afirmó que apoya mucho en la administración de esta franquicia con un equipo que está detrás de ella.

Aclaró que cuando tiene días libres se involucra en el negocio, que en un principio era un sueño.

"Hace siete años dejé de ganar dinero por errores cometidos por falta de conocimiento, pero hoy en día todo se ha perfeccionado, aunque es más complicado, no es lo mismo surtir una tienda que 13; tenemos ocho personas por local que nos ayudan en el día y gran parte de la noche", puntualizó.

Aseveró que las tiendas terminan hechas un desastre, porque entra mucha gente, así que hay que levantar y resurtir.

"Éste es mi otro lado profesional que hoy en día también conoce la gente, y es un trabajo que me llena como ser humano", concluyó.

Actualmente "Disfraces Depeli" tiene abierta sus puertas en Atizapán, Miramontes, Santa Fe, San Jerónimo, Satélite, Pedregal, Polanco, Tecamachalco, Toreo, Avenida Universidad, Cancún, Guadalajara y Metepec.

Ciudad de México, México

Fuente: Notimex

Las cantantes Mariana Ochoa y Érika Zaba, integrantes del grupo OV7, inauguraron la tarde del miércoles su tienda número 13 de "Disfraces Depeli", en la que ofrecen al público todo lo necesario para gozar de un Halloween.

Máscaras, pupilentes, sangre artificial, colmillos, pelucas, maquillaje, trajes de vikingos, piratas, payasos, enfermeras, policías, para niños, adultos y hasta perros, son algunos ejemplos de los productos que están disponibles.

Zaba informó que todos los años ambas acuden a una convención internacional de disfraces para escoger cada uno de los artículos que ponen a la venta.

Explicó que las intérpretes se involucran en cada producto exhibido, indicó que ella en específico se encarga de todo lo que tiene que ver con la publicidad y los adornos de las tiendas que empezaron a abrir desde hace siete años.

"Estamos agradecidas con todas las personas que colaboran con nosotras, han sido esfuerzos muy grandes, 24 horas sin descanso que han rendido muchos frutos; el 13 es un número cabalístico, será un gran año", mencionó a los medios, la intérprete quien se disfrazó con un atuendo verde.

Por su parte, Ochoa confesó que este local, en la colonia Condesa, lo encontraron hace siete días, e hicieron un gran esfuerzo para que estuviera listo el miércoles.

"Somos la primera y única cadena de disfraces en México, siento el compromiso de seguir creciendo no sólo en la ciudad, todavía hay muchos lugares a los que no hemos llegado, pero lo tenemos contemplado", subrayó la también actriz.

"Está en un lugar estratégico de la Ciudad de México, tan polémico, pintoresco y bonito", agregó la cantante, y dijo que hay trajes que pueden ser sexies.

La protagonista de la telenovela "La hija del jardinero" afirmó que apoya mucho en la administración de esta franquicia con un equipo que está detrás de ella.

Aclaró que cuando tiene días libres se involucra en el negocio, que en un principio era un sueño.

"Hace siete años dejé de ganar dinero por errores cometidos por falta de conocimiento, pero hoy en día todo se ha perfeccionado, aunque es más complicado, no es lo mismo surtir una tienda que 13; tenemos ocho personas por local que nos ayudan en el día y gran parte de la noche", puntualizó.

Aseveró que las tiendas terminan hechas un desastre, porque entra mucha gente, así que hay que levantar y resurtir.

"Éste es mi otro lado profesional que hoy en día también conoce la gente, y es un trabajo que me llena como ser humano", concluyó.

Actualmente "Disfraces Depeli" tiene abierta sus puertas en Atizapán, Miramontes, Santa Fe, San Jerónimo, Satélite, Pedregal, Polanco, Tecamachalco, Toreo, Avenida Universidad, Cancún, Guadalajara y Metepec.

Comenta ahora