Mexicanos disfrutan “pequeño cabaret ambulante” de Bunbury

El cantante zaragozano triunfó con el primero de tres conciertos que ofrecerá en el Auditorio Nacional.

Ciudad de México, México

Fuente: Notimex

El cantante zaragozano Enrique Bunbury, ícono del rock en español, superó toda “expectativa” en el primero de tres conciertos que ofrecerá en el Auditorio Nacional, al presentar música nueva y reabrir su “pequeño cabaret ambulante”.

Como parte de su Ex Tour 17-18, Bunbury regresó a la Ciudad de México. La noche del lunes volvió a subir a dicho escenario, vestido en esta ocasión completamente de blanco, botas rojas y una X marcada en la espalda con la que promociona su nuevo álbum Expectativas.

La velada inició con una pequeña “ceremonia de la confusión” que fue gratamente recibida por el público. “Wow México, muy buenas noches. Gracias por acompañarnos. Es un inmenso placer estar de nuevo aquí. Interpretaremos algunas canciones nuevas y haremos un recorrido a través de todas las épocas. Esperamos que el repertorio que seleccionamos esta noche para ustedes sea de su agrado”, exclamó.


Ver esta publicación en Instagram

Cápsula Mutante X #138: “Apuesta por el R’N’R” #Bunbury #ExTour17_19 by ©️ @josegirl_ig

Una publicación compartida de Enrique Bunbury (@bunburyoficial) el

El español no mintió en sus declaraciones, y, Con la actitud correcta y En bandeja de plata, ofreció las melodías inéditas que dan forma a su más reciente producción.

Con Cuna de Caín y Parecemos tontos, también incluidas en su nuevo disco, Bunbury se confirmó como un artista en constante evolución, más maduro, más rockero y más elegante.

Tras un instante de ovaciones, llegó el momento de algunas melodías “prehistóricas”, como él las llama. Fue así que los 10 mil espectadores corearon El mar no cesa.


Ver esta publicación en Instagram

HOY: Ciudad de México Auditorio Nacional #RoundII #ExTour17_19

Una publicación compartida de Enrique Bunbury (@bunburyoficial) el

El rescate continuó en el repertorio junto a algunos tragos de agua para poder seguir. El que fuera líder de los Héroes del Silencio se despojó enseguida de su saco, quedándose en chaleco, e interpretó Despierta.

Cómo si de un jovenzuelo se tratara, Bunbury, de 51 años, corría de un lado a otro para atender a todos sus fans y de paso confirmar que será siempre El hombre delgado que no flaqueará jamás.

“Hay muy poca gente” resonó en el Coloso de Reforma antes de que Bunbury volviera a abrir la caja de Pandora y complaciera con Héroe de leyenda.

La buena vibra pareció no convencer al español, quien a disgusto con la configuración de las butacas, quiso que su público estuviera más cerca y emitió la orden de “dejarlos pasar” para que llenaran toda la parte de enfrente.

Cómo si de una potente ola se tratara, cientos de fanatices corrieron y se aglutinaron en el espacio indicado bajo el ritmo de Que tengas suertecita.

Más alto que nosotros sólo el cielo, Mar abierto y De todo el mundo llegaron antes de la presentación oficial de su Banda Los Santos Inocentes, quienes ofrecen interpretaciones magistrales en perfecta armonía con la peculiar voz de Bunbury, que deleitó con Maldito duende, que por muchos años ocupó el número uno de las listas de éxitos de Héroes del Silencio.

Llego así el primer adiós y la gente, enardecida, coreó el nombre de Enrique varias veces hasta que este volvió a salir.

Reapareció con sombrero y para deleite de muchos, las puertas de aquel “pequeño cabaret ambulante” que vio la luz en el 2000, se abrieron nuevamente para poder escuchar, después de mucho tiempo, De mayor, El extranjero e Infinito.

Con y Lady Blue prosiguió la fascinación del público, que con la luz solamente de sus celulares, iluminó el Auditorio al ritmo de La constante.

Enrique concluyó así el primero de tres conciertos en este recinto. El 16 y 22 de octubre son las otras fechas programadas.

Comenta ahora