Paulina Rubio: “Nunca me vi como mamá soltera”

La cantante y su pareja Gerardo Bazúa están juntos “en las buenas y en las malas”.

Los Ángeles, Estados Unidos

Fuente: BangShowbiz

Tras el conflictivo divorcio que protagonizó con su ex marido, Nicolás Vallejo-Nágera, la cantante Paulina Rubio ahora presume haber encontrado finalmente la estabilidad sentimental con Gerardo Bazúa, con quien mantiene una unión basada en la honestidad y el apoyo incondicional.

"Yo creo que esa es la magia de estar juntos, yo siempre estoy con ella y ella ha estado conmigo en las buenas y en las malas, así que aquí andamos, y qué te digo, felices y contentos, de verdad que se nos ha tratado muy bien y estamos muy a gusto", declaró el vocalista al programa de la televisión mexicana ‘Hoy’.

Al margen del amor que siente por Paulina y del éxito del que disfruta en los escenarios, el artista mexicano vive una etapa de plenitud gracias al papel que en su vida cotidiana juegan sus tres hijos (Gerardo tiene otros dos vástagos, fruto de su anterior relación con Yuriko Sandoval).

"Me gusta estar con mis hijos, es como el reflejo de uno mismo, el espejo de cuando uno estaba chico. Veo a mis hijos que sonríen y creo que ese es el mayor ejemplo de la confianza que existe entre nosotros. Estás ahí con ellos, platicando y de vez en cuando pegándoles una regañada".

Poco antes de que Paulina irrumpiera por sorpresa en el escenario donde Gerardo ofrecía un multitudinario concierto en Chiapas esta semana para cantar con él a dúo, la hija de la actriz Susana Dosamantes dedicaba unas emotivas palabras al hombre de su vida al agradecerle haberse embarcado a su lado en una nueva aventura paternal.

"Llevo cuatro años con mi pareja y me encanta. Disfruto mucho el ser mamá en pareja. Yo nunca me visualicé como mamá soltera, porque vi a mi madre, que no era mamá soltera, pero la vi con mucha carga y era muy joven, mucho más que yo cuando me tuvo a mí y a mi hermano", explicaba la vocalista a la revista ¡Hola!

Los Ángeles, Estados Unidos

Fuente: BangShowbiz

Tras el conflictivo divorcio que protagonizó con su ex marido, Nicolás Vallejo-Nágera, la cantante Paulina Rubio ahora presume haber encontrado finalmente la estabilidad sentimental con Gerardo Bazúa, con quien mantiene una unión basada en la honestidad y el apoyo incondicional.

"Yo creo que esa es la magia de estar juntos, yo siempre estoy con ella y ella ha estado conmigo en las buenas y en las malas, así que aquí andamos, y qué te digo, felices y contentos, de verdad que se nos ha tratado muy bien y estamos muy a gusto", declaró el vocalista al programa de la televisión mexicana ‘Hoy’.

Al margen del amor que siente por Paulina y del éxito del que disfruta en los escenarios, el artista mexicano vive una etapa de plenitud gracias al papel que en su vida cotidiana juegan sus tres hijos (Gerardo tiene otros dos vástagos, fruto de su anterior relación con Yuriko Sandoval).

"Me gusta estar con mis hijos, es como el reflejo de uno mismo, el espejo de cuando uno estaba chico. Veo a mis hijos que sonríen y creo que ese es el mayor ejemplo de la confianza que existe entre nosotros. Estás ahí con ellos, platicando y de vez en cuando pegándoles una regañada".

Poco antes de que Paulina irrumpiera por sorpresa en el escenario donde Gerardo ofrecía un multitudinario concierto en Chiapas esta semana para cantar con él a dúo, la hija de la actriz Susana Dosamantes dedicaba unas emotivas palabras al hombre de su vida al agradecerle haberse embarcado a su lado en una nueva aventura paternal.

"Llevo cuatro años con mi pareja y me encanta. Disfruto mucho el ser mamá en pareja. Yo nunca me visualicé como mamá soltera, porque vi a mi madre, que no era mamá soltera, pero la vi con mucha carga y era muy joven, mucho más que yo cuando me tuvo a mí y a mi hermano", explicaba la vocalista a la revista ¡Hola!

Comenta ahora