Rosana confía en el ‘ser humano’

La española, quien promociona “El cielo que me das”, busca contrarrestar las tragedias del mundo.

Ciudad de México, México

Fuente: Notimex

La compositora y cantante Rosana vuelve con una producción inédita tras casi cinco años de estar envuelta en giras, a finales del año pasado se sumergió en la soledad de su cuarto para engendrar nuevos temas que son afines a cualquier sentimiento humano y a cosas que ella denomina comunes.

"Creo más que en el momento que está viviendo el ser humano, confío en el ser humano, entonces sé que hay muchas otras cosas que desgraciadamente ahora no están sucediendo y que son buenas y mágicas, que están ahí y que de alguna manera hay que despertarlas, entonces lo consigo metiéndome en mi sala de parto que es como le llamo, desvinculándome de las noticias e intentando encender un cordón umbilical invisible con el resto de la humanidad", señaló en un encuentro con los medios en la ciudad de México.

Para la intérprete de Si tú no estás aquí el proceso creativo no está acompañado de un ritual y mucho menos de un método o de la iluminación que surge de una fuerza exterior, sino de una conexión con su interior le ayuda a escribir y hacer música.

"Yo digo que cuando compongo no pienso nada y siento mucho, y eso es lo que dejo que salga, mi única finalidad cuando me encuentro sola y haciendo canciones es intentar traducir lo mejor posible los latidos, pero es toda mi finalidad traducirlos y ponerlos en un papel en blanco y viene la segunda parte porque una canción no se termina hasta que no se comparte", relató.

Ciudad de México, México

Fuente: Notimex

La compositora y cantante Rosana vuelve con una producción inédita tras casi cinco años de estar envuelta en giras, a finales del año pasado se sumergió en la soledad de su cuarto para engendrar nuevos temas que son afines a cualquier sentimiento humano y a cosas que ella denomina comunes.

"Creo más que en el momento que está viviendo el ser humano, confío en el ser humano, entonces sé que hay muchas otras cosas que desgraciadamente ahora no están sucediendo y que son buenas y mágicas, que están ahí y que de alguna manera hay que despertarlas, entonces lo consigo metiéndome en mi sala de parto que es como le llamo, desvinculándome de las noticias e intentando encender un cordón umbilical invisible con el resto de la humanidad", señaló en un encuentro con los medios en la ciudad de México.

Para la intérprete de Si tú no estás aquí el proceso creativo no está acompañado de un ritual y mucho menos de un método o de la iluminación que surge de una fuerza exterior, sino de una conexión con su interior le ayuda a escribir y hacer música.

"Yo digo que cuando compongo no pienso nada y siento mucho, y eso es lo que dejo que salga, mi única finalidad cuando me encuentro sola y haciendo canciones es intentar traducir lo mejor posible los latidos, pero es toda mi finalidad traducirlos y ponerlos en un papel en blanco y viene la segunda parte porque una canción no se termina hasta que no se comparte", relató.

Actualmente se encuentra promocionando su nuevo sencillo El cielo que me das una canción que puede ser leída de muchas maneras y con este tema cuestiona de cierta forma si lo que damos y recibimos es en realidad lo que merecemos.

"En el momento en el que comparto la canción soy absolutamente consciente de que la canción deja de ser mía para ser de todos, cuando yo libero la canción dejo de ser protagonista de mi historia. Las canciones son una película que duran unos minutos y dentro de esa película hay tantos protagonistas como personas en el mundo que la escuchan y hay tantas historias en ella", refirió.

En este nuevo disco que será lanzado en noviembre, ella se ha planteado una meta y es reencontrarse con aquella ingenuidad presente en la infancia y retomar al niño interno para sanarlo frente a las tragedias del mundo, para ayudar a los que vienen.

"Tenemos que recobrar a los niños que llevamos dentro, para que ese niño recupere a los niños que vienen en nuevas generaciones y que les enseñemos que el futuro está en ser feliz haciendo lo que les gusta, porque de esa manera uno lo hará con tanto amor que difícilmente saldrá mal y que todo eso va a provocar un movimiento que recicla y que llegará como un tsunami de felicidad porque ese será el mejor tiempo", puntualizó.

Actualmente se encuentra promocionando su nuevo sencillo El cielo que me das una canción que puede ser leída de muchas maneras y con este tema cuestiona de cierta forma si lo que damos y recibimos es en realidad lo que merecemos.

"En el momento en el que comparto la canción soy absolutamente consciente de que la canción deja de ser mía para ser de todos, cuando yo libero la canción dejo de ser protagonista de mi historia. Las canciones son una película que duran unos minutos y dentro de esa película hay tantos protagonistas como personas en el mundo que la escuchan y hay tantas historias en ella", refirió.

En este nuevo disco que será lanzado en noviembre, ella se ha planteado una meta y es reencontrarse con aquella ingenuidad presente en la infancia y retomar al niño interno para sanarlo frente a las tragedias del mundo, para ayudar a los que vienen.

"Tenemos que recobrar a los niños que llevamos dentro, para que ese niño recupere a los niños que vienen en nuevas generaciones y que les enseñemos que el futuro está en ser feliz haciendo lo que les gusta, porque de esa manera uno lo hará con tanto amor que difícilmente saldrá mal y que todo eso va a provocar un movimiento que recicla y que llegará como un tsunami de felicidad porque ese será el mejor tiempo", puntualizó.

Comenta ahora