Shakira se ‘aferra’ a la música

La colombiana le confiesa a su padre que se muere por volver a los escenarios para que sus hijos la vean.

Ciudad de México, México

Fuente: El Noreste

Shakira le confesó a su papá que se muere por volver a los escenarios para que sus hijos la vean desarrollando su gran pasión: la música. Además, agradeció haber heredado su olfato para poder salir adelante como cantante.

"Ahora tengo más razones para aferrarme a la música. Me ilusiona muchísimo pensar en que tus nietos, mis hijos, puedan verme en el escenario y entender eso que me ha impulsado como un motor toda mi vida. Que entiendan lo que es tener una vocación y seguirla y aprendan que todo en la vida hay que conseguirlo a base de esfuerzo, determinación y disciplina, porque ejercer la música ha requerido de todo aquello y más", comentó la famosa cantante.

La entrevista también ahonda en la relación familiar. Para Shakira, los mejores momentos en Barranquilla son los que se relacionan con las conversaciones tranquilas en casa, junto a sus padres.

Cuando don William le pregunta cuál es el mejor recuerdo que tiene como hija, ella dice "quizás la oportunidad que tuve siempre de dialogar con ustedes, la proximidad con mi mamá, la relación abierta y transparente que he tenido contigo, con los dos y que ha venido acompañada de risas; cenas en familia en las que casi siempre hubo una conversación amena y productiva, donde se aprendía y se compartía ce mi vida como hija".

La cantante también cuenta que les inculca a sus hijos las costumbres y tradiciones colombianas y revela que su hijo mayor, Milan, se siente muy colombiano.

"Hace poco Milan me preguntaba qué era “parar bolas”, le expliqué como pude. Es gracioso ver a un niño viviendo en Catalunya decir: ‘¡qué chévere, mamá!’ Pero estoy convencida de que Milan se siente muy colombiano. Siempre le insisto mucho en que reconozca esa parte de su identidad", dice.

"Le cuento sobre mi país, y en los partidos de Colombia siempre se pone la camiseta y hace fuerza para que ganemos. Cuando estuve hace poco visitando Barranquilla, cada día cuando hablábamos por teléfono me preguntaba que cuándo iba a Barranquilla y a Bogotá. Son tantas las anécdotas que le cuento antes de dormir, historias de mi infancia, de cómo era mi colegio, mi barrio, mis padres, mi vida, que se le ha convertido en casi una compulsión este sentimiento de colombianidad", comenta en la entrevista que publica El Heraldo.

Ciudad de México, México

Fuente: El Noreste

Shakira le confesó a su papá que se muere por volver a los escenarios para que sus hijos la vean desarrollando su gran pasión: la música. Además, agradeció haber heredado su olfato para poder salir adelante como cantante.

"Ahora tengo más razones para aferrarme a la música. Me ilusiona muchísimo pensar en que tus nietos, mis hijos, puedan verme en el escenario y entender eso que me ha impulsado como un motor toda mi vida. Que entiendan lo que es tener una vocación y seguirla y aprendan que todo en la vida hay que conseguirlo a base de esfuerzo, determinación y disciplina, porque ejercer la música ha requerido de todo aquello y más", comentó la famosa cantante.

La entrevista también ahonda en la relación familiar. Para Shakira, los mejores momentos en Barranquilla son los que se relacionan con las conversaciones tranquilas en casa, junto a sus padres.

Cuando don William le pregunta cuál es el mejor recuerdo que tiene como hija, ella dice "quizás la oportunidad que tuve siempre de dialogar con ustedes, la proximidad con mi mamá, la relación abierta y transparente que he tenido contigo, con los dos y que ha venido acompañada de risas; cenas en familia en las que casi siempre hubo una conversación amena y productiva, donde se aprendía y se compartía ce mi vida como hija".

La cantante también cuenta que les inculca a sus hijos las costumbres y tradiciones colombianas y revela que su hijo mayor, Milan, se siente muy colombiano.

"Hace poco Milan me preguntaba qué era “parar bolas”, le expliqué como pude. Es gracioso ver a un niño viviendo en Catalunya decir: ‘¡qué chévere, mamá!’ Pero estoy convencida de que Milan se siente muy colombiano. Siempre le insisto mucho en que reconozca esa parte de su identidad", dice.

"Le cuento sobre mi país, y en los partidos de Colombia siempre se pone la camiseta y hace fuerza para que ganemos. Cuando estuve hace poco visitando Barranquilla, cada día cuando hablábamos por teléfono me preguntaba que cuándo iba a Barranquilla y a Bogotá. Son tantas las anécdotas que le cuento antes de dormir, historias de mi infancia, de cómo era mi colegio, mi barrio, mis padres, mi vida, que se le ha convertido en casi una compulsión este sentimiento de colombianidad", comenta en la entrevista que publica El Heraldo.

Comenta ahora