Wisin: “No podemos ir contra la voluntad de Dios”

El reggaetonero pensó en el aborto al enterarse que su hija, ya fallecida, padecía una mortal enfermedad genética.

Miami, Estados Unidos

Fuente: La Prensa

A casi dos meses de la muerte de Victoria, el reggaetonero Wisin rompió el silencio sobre este doloroso tema en el programa El gordo y la flaca. La hija del artista falleció el pasado mes de septiembre, víctima de la enfermedad genética conocida como trisomía 13 o síndrome de Patau.

El intérprete y su esposa, Yomaira Ortiz, se enteraron del padecimiento de la bebé a los cuatro meses de embarazo. “Nosotros ya sabíamos desde el embarazo que la bebé tendría problemas”, dijo el puertorriqueño durante la entrevista.

“Pensé en el aborto, pero mi esposa me dijo que no. No soy quién para quitarle la vida a nadie”, añadió Wisin. En vez de ver el vaso medio vacío, Wisin dijo a Lili Estefan, quien no pudo contener el llanto, que esta situación tan dolorosa decidió tomarla con filosofía.

“No podemos ir contra la voluntad de Dios. Entendí que Dios me estaba haciendo madurar”, expresó. “No solo hay que reír cuando las cosas salen bien, también cuando las cosas no salen tan bien”.

Finalmente, el reggaetonero declaró que la pérdida de su hija fue uno de los momentos más duros en su vida. “La pérdida de un hijo nunca pensé pasarla, piensas que el mundo se te cae encima. Y Dios me dio la madurez para afrontar una situación como esta”.

Miami, Estados Unidos

Fuente: La Prensa

A casi dos meses de la muerte de Victoria, el reggaetonero Wisin rompió el silencio sobre este doloroso tema en el programa El gordo y la flaca. La hija del artista falleció el pasado mes de septiembre, víctima de la enfermedad genética conocida como trisomía 13 o síndrome de Patau.

El intérprete y su esposa, Yomaira Ortiz, se enteraron del padecimiento de la bebé a los cuatro meses de embarazo. “Nosotros ya sabíamos desde el embarazo que la bebé tendría problemas”, dijo el puertorriqueño durante la entrevista.

“Pensé en el aborto, pero mi esposa me dijo que no. No soy quién para quitarle la vida a nadie”, añadió Wisin. En vez de ver el vaso medio vacío, Wisin dijo a Lili Estefan, quien no pudo contener el llanto, que esta situación tan dolorosa decidió tomarla con filosofía.

“No podemos ir contra la voluntad de Dios. Entendí que Dios me estaba haciendo madurar”, expresó. “No solo hay que reír cuando las cosas salen bien, también cuando las cosas no salen tan bien”.

Finalmente, el reggaetonero declaró que la pérdida de su hija fue uno de los momentos más duros en su vida. “La pérdida de un hijo nunca pensé pasarla, piensas que el mundo se te cae encima. Y Dios me dio la madurez para afrontar una situación como esta”.

Comenta ahora